ETAPA 8 - Logroño – Nájera

Nájera

Nájera

Con el estomago lleno y con la pena de tener que abandonar esta gran ciudad toca despedirse de Logroño camino de Nájera. La etapa no se te hará complicada a pesar de que tendrás que andar casi 30 kilómetros, ¡no importa! los caminos son suaves, sin grandes ascensos ni pendientes. Da gusto ver como el viento mece el paisaje, parece de peluche. Y, cuando llegues Peregrino en Nájera, ¡¡Najerino!!”  podrás leer en el cartel que te dará la bienvenida a esta ciudad y con el que podrás hacerte una idea de cómo son recibidos los peregrinos en esta pequeña ciudad.

A mitad de camino es muy aconsejable hacer un descanso en Navarrete, famoso por sus talleres de cerámica y por haber sido el lugar de grandes batallas entre castellanos y navarros lo que le confiere ese aspecto de gran fortaleza. ¿Qué tal si nos damos unos minutos de reposo? y ¿qué tal si lo hacemos con un buen puchero de garbanzos? Begoña los prepara de forma magistral. Lo encontraremos en el Bar Deportivo. Un lugar con mucho encanto y muy acostumbrado al peregrino.

Ya con el estomago lleno todo lo que queda es descenso hasta Nájera, por lo que será una buena oportunidad para hacer la digestión mientras te relajas caminando a través de sus inmensos campos de viñedos y contemplas el impresionante monasterio de Santa María la Real fundado en 1052 alrededor del cual gira toda la ciudad.

Directorio

Mas